Breves
martes, 16 de agosto de 2016

Comentario sobre los festejos taurinos celebrados en Miajadas con motivo de la Feria de Agosto de 2016. Por Remigio Ruíz Corrales

REMIGIO RUIZ CORRALES.- Cartel taurino anunciando dos festejos los que este año se programaron para celebrar la Feria de Agosto. Y Cartel para reflexionar porque la respuesta de público no fue ni de lejos la esperada. La gente que me conoce sabe de mis sentimientos hacia la Fiesta de los Toros, a la que quiero por encima de todas las cosas, a la que llevo toda la vida sirviendo. Durante este tiempo han sido muchas las renuncias, los sacrificios, disgustos y hasta dinero, lo que me ha costado defenderla y darla a conocer.
Eso es lo que siempre he querido. Si yo les contara… Pero visto lo de este año y lo de otros, que casi siempre –¡qué extraña casualidad!– han coincidido con los festejos de más seriedad programados, es para pensar si tanto empeño merece la pena. Tengo claro que a cualquier publicación o actividad sociocultural taurina, donde esté mi persona de por medio, la va a sobrar seriedad y profesionalidad. Jamás me voy a exigir menos. Pero lo de los festejos taurinos de este pueblo es para pensárselo muy seriamente.



Dicho lo dicho, y porque así me lo han pedido los compañeros de Radio Televisión Miajadas, voy a centrarme muy someramente en lo acontecido en la realidad del ruedo.

La corrida de toros anunciada para el viernes, día 12 de Agosto, taurinamente hablando, es, con diferencia, el mejor cartel que nunca se ha programado en nuestra localidad. A tal festejo, tal presentación de la ganadería anunciada y es que la corrida de toros de Adolfo Martín, con creces, es la mejor presentada que ha pasado por Miajadas en nuestra pequeña historia taurina. Un encierro digno de cualquier otra plaza de mucha mayor categoría, excelentemente presentado, bravo, enrazado y con empuje. Del conjunto, masacrado literalmente en varas, sobresalió la casta, fortaleza y temperamento del lidiado en segundo lugar, “Lagartijo” de nombre, y del corrido en cuarto lugar, “Monería”, un toro bravo bravo bravo. Bravo en todos los tercios y que en otras circunstancias era toro de vacas. Se comía el capote en los lances de recibo. Fijo, con la cara abajo y romaneando en dos fuertes puyazos. Un torrente de bravura en cada acometida en la muleta cuando su matador le hacía las cosas como el Toreo manda. Ahí quedaron los surcos que su hocico dejó en la arena de tanto humillar. ¡Qué gran toro! Un toro como el que soñamos los aficionados y que por sí solo merece ser el gran triunfador de esta mini Feria taurina. Sólo por ver a ese toro me han merecido la pena tantos disgustos. ¡Gracias, Adolfo!

En cuanto a la terna que actuó esa tarde, para nada desmereció la sustitución de “Rafaelillo”, que no es cualquier cosa en esto del toro, por un Manuel Escribano que, lamentablemente, no pudo estar y al que desde aquí le deseamos una pronta recuperación porque lo que realmente queremos los buenos aficionados es verle cuanto antes vestido de luces. Con el mejor lote, el de Murcia tuvo buenos momentos en sus dos toros, especialmente con el capote ante el excelente cuarto. En ambos mostró sus deseos de agradar pero cuando arriesgó, echó la tela debajo del hocico y no se la quitó entre muletazo y muletazo, es cuando estuvo a la altura. Juan Bautista tiene una clase que tienen muy pocos y algunos remates y pasajes de su toreo fueron auténticos carteles de toros. ¡Qué torero más bueno! ¡Qué toreo más caro! Pura exquisitez para paladeo de los más exigentes aficionados. “Morenito de Aranda” es un torero elegante que mostró su disposición y buenas maneras.

Lo del día siguiente no tuvo nada que ver. Público festivo que sólo quería diversión y fiesta. Pobre encierro de “El Torreón”, justito de trapío y fuerza. El rejoneador Juan Manuel Munera tiene una espléndida cuadra de caballos pero todavía tiene mucho que aprender y mejorar. Lo mejor lo hizo con su segundo montando a “Panamá”, un caballo espectacular, negro de capa, con el que clavó con acierto y sobresalió esbozando el toreo a dos pistas y cambiando el viaje por los adentros. En cuanto a Iván Valares, decir que fue todo ganas y voluntad. Lo mejor es que siempre quiere ir hacia adelante y lo claro que lo ve a la hora de matar.

De forma muy resumida es lo que aconteció en la arena de la portátil instalada en el recinto ferial, una plaza de lujo, totalmente remozada y más grande que la del pasado año. La verdad es que los servicios ofrecidos por la empresa comandada por el maestro José Ortega Cano han sido dignos de elogio. Un buen ejemplo para mirarse. ¡Gracias, Maestro!
  • Blogger Comments
  • Facebook Comments
Item Reviewed: Comentario sobre los festejos taurinos celebrados en Miajadas con motivo de la Feria de Agosto de 2016. Por Remigio Ruíz Corrales Rating: 5 Reviewed By: Radio Televisión Miajadas